La bienvenida al Otoño en 10 canciones

La gota fría está aquí. ¿Qué mejor momento para quedarse en casa junto al tocadiscos, y hacer listas de las canciones que más nos gusta poner cuando no se puede salir a pasear?

1. “Scarborough Fair/Canticle” (Simon And Garfunkel, “Parsley, Sage, Rosemary And Thyme” 1966) Una adaptación de una adaptación de una vieja canción inglesa basada en otra balada escocesa, dio pie a esta maravilla de voces cruzadas y arreglos telúricos. Un clavicordio y un par de guitarras acústicas, bastan para crear la atmósfera necesaria. Para oírla en el comedor mientras afuera cae la de Dios.

2. “Duchess” (Scott Walker, “Scott 4″ 1969) Apaga las luces, descorcha una botella de vino y bebe. A la tercera copa notas como te embriaga algo parecido a ésto:  un calor que te arropa mientras el agua corre por las aceras llevándose toda la semana hecha grumos. Es el primer día del puente, ¿qué más da?

3. “The Streets Of Baltimore” (Gram Parsons, “GP” 1973) Las canciones de Gram Parsons a menudo -casi siempre- terminan mal. La dignidad del protagonista queda intacta. Es el mundo -y las personas que lo habitan- lo que no encaja. Canción para liarse la manta en el refugio nuclear y maldecir el teléfono que suena.

4. “Vincent” (Don Maclean, “American Pie” 1971) La otra canción que valía la pena del compositor del American Pie. Una elegía a destiempo para el pintor holandés que se diluyó en el agujero negro de su propia depresión. Roza el emergente AOR de principios de los setenta, pero aún suena sentida, y la lírica es absolutamente brillante. ¿Dices que se ha terminado el tinto?

5. “Don´t Watch Me Dancing” (Little Joy, 2008) Una preciosité, denostada por los medios (por el mero hecho de ser el grupo del batería de los Strokes). A la crítica especializada le pareció un coñazo. A Nick Hornby el mejor disco de 2008. Coincido con él. Para muestra un botón: Don´t Watch Me Dancing conjura la Velvet Underground más delicada -la de Candy Says- con la calidez del pop latinoamericano de mediados del siglo veinte.

6. “El Duelo” (Vainica Doble, “El Tigre Del Guadarrama” 1981) Una canción oscura, de las Vainica post-setentas, que escenifica una España avariciosa, insensibilizada y pesetera -la misma que tuvieron que sufrir-, pintando el fresco de una familia que discute por el legado de un familiar muerto, y pisotea su memoria. Enorme.

7. “Urge For Going” (Joni Mitchell, 1972) Grabada un lustro antes de su lanzamiento, esta canción vivió grandes momentos en boca de otros intérpretes, que allanaron el camino de una recién llegada Joni Mitchell, en la convulsa escena musical de los sesenta. Delicada y oscura. Las complicadas inflexiones de la melodía y la delicadeza de la intérprete -conmovedor verla en la Isla de Wight, en plena efervescencia hippy, riñendo al público que no le presta atención- son las señas de esta canción para suspender la tarde en el limbo.

8. “Another Time” (Sagittarius, 1967). La obertura de una sinfonía pop perfecta (el Present Tense, disco de culto no oficial de los 60 más recónditos), una canción que parece salida de un sueño de Brian Wilson y fluctúa entre unos arreglos de cuerda barrocos y unas voces tan perfectas que parecen increíbles. Otro tiempo que jamás volverá: el de los grandes grupos de estudio de pop canónico.

9. “House Of Lies” (The Shortwave Set, “Replica Sun Machine” 2007) Otra canción de comedor a oscuras y dejadez otoñal. En la línea de los sonidos explorados por Air para la banda sonora de “Virgin Suicides”; habría sido una excelente cara-b para un hipotético single que contuviese “Playground Love” en la otra. Un disco pequeño que esconde sensaciones muy grandes.

10. “Quiero Volver” (Los Pasos, single de 1967) Una balada bucólica, de tintes sunshine, con cierto empaque progresivo -esa batería tan increíble, ese órgano- que contrapone la idílica vida rural con la falsedad reinante en la urbe. Una de las canciones más brillantes -y bonitas- de Los Pasos; otro nombre que nunca se trata con el respeto que merece -tanto Brincos a toda hora, vale ya- a la hora de hacer revisionismo, y que debería ser recordado con más cariño.

Leave a Comment

Filed under Sin categoría

Comments are closed.